Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

El parque inmobiliario español está urgido por una rehabilitación

Finques Linç

Una rehabilitación es necesaria en algún punto de la vida útil de una construcción, pues el deterioro de los materiales, a través del tiempo, es innegable, perdiendo sus propiedades además de su imagen. Entre los elementos que afectan la vida útil de un edificio están los propios materiales y sus características físicas y químicas, el uso que ha tenido en el transcurso de los años y las condiciones propias del entorno donde se encuentra. En conjunto, estos factores harán que la rehabilitación sea imprescindible, sea grande o pequeño el inmueble.

La restauración, mantenimiento y rehabilitación del parque inmobiliario es básico para mantener su conservación. En España, se calcula que existen más de nueve millones de viviendas que necesitan obras de rehabilitación; desafortunadamente, muchos propietarios no cuentan con los recursos para llevarlas a cabo. Ante esta situación, el gobierno tiene preparadas ciertas ayudas para hacer la rehabilitación necesaria.

Veamos cuáles son los principales puntos a tener en cuenta para realizar la rehabilitación, teniendo en cuenta que, a través de una detección temprana de estos, se podrá plantear un proyecto de obra eficiente.

Seguridad del edificio

Es fundamental que los dueños de propiedades verifiquen la seguridad de su edificio, y tomen medidas ante cualquier signo de deterioro en sus materiales, fachadas o elementos estructurales. Algunas de estas medidas incluyen la rehabilitación de fachadas en riesgo de desprendimiento, o la reestructuración de los cimientos, las cuales son obligatorias debido al peligro potencial.

Accesibilidad

La accesibilidad es un aspecto importante que muchos edificios todavía no cumplen. Muchas fincas carecen de las medidas necesarias para garantizar el acceso a todos los grupos de personas. Algunas de las reformas incluidas en esta categoría son la instalación de rampas seguras, ascensores o sistemas de elevación para personas con movilidad reducida.

Estas mejoras son esenciales y existen leyes que establecen medidas básicas de accesibilidad, que toda construcción debe tener. Esto garantiza un nivel mínimo de accesibilidad en los edificios, especialmente si son edificios públicos.

Ahorro de energía y eficiencia

Mejorar la eficiencia energética de un hogar puede comenzar con su rehabilitación. Hay sistemas avanzados que pueden contribuir a conseguir la sostenibilidad deseada en el hogar. Esto incluye materiales aislantes, cerramientos más herméticos y modificaciones estructurales que ayudan a reducir los costos de energía.

Este tipo de rehabilitación es especialmente importante para las administraciones públicas. Por lo tanto, muchas ayudas están destinadas a proyectos de rehabilitación, que aborden la mejora de la eficiencia energética del edificio. Estas ayudas pueden cubrir parte de los costos de la rehabilitación, lo que facilita el acceso de más propietarios a ellas.

Instalaciones y funciones para habitar

Hay una serie de condiciones y medidas que garantizan el poder habitar un espacio. Los propietarios deben rehabilitar los espacios que ya no cumplan con estos requisitos.

Hay obras de rehabilitación parciales, es decir, que solo modifican algunos elementos del edificio. Estas suelen ser más económicas, pero no siempre son posibles. Cuando se requiere cambiar las instalaciones de un edificio o realizar grandes reparaciones, se considera una rehabilitación integral del edificio, ya que modifica la estructura del inmueble total. En ambos casos, se trata de un proyecto de construcción más complejo que la restauración de un espacio.

La normativa de rehabilitación de edificios en España obliga a los propietarios a mantener sus edificios en condiciones seguras, saludables y decorosas. Si es necesario, deben llegar a un acuerdo para rehabilitar el edificio y asegurarse de que cumple con las normativas. La Inspección Técnica de Edificaciones es el principal mecanismo de inspección y estudia el estado de las estructuras, redes de servicios, entre otros aspectos. Si se detectan irregularidades, los propietarios deben llevar a cabo la rehabilitación. El ayuntamiento puede imponer sanciones en caso de incumplimiento y tomar medidas más estrictas, si el edificio representa un peligro para sus propietarios o el entorno.

Como expertos inmobiliarios y conocedores del sector y su problemática, podemos ayudarte a organizar un proyecto de obra que cumpla con los requerimientos exigidos por la ley. Finques Linç está a tu lado, Consúltanos.